Abdominal wall hernia repair with a composite ePTFE/polypropylene mesh: clinical outcome and quality of life in 152 patients

Iversen E, Lykke A, Hensler M, Jorgensen LN. Abdominal wall hernia repair with a composite ePTFE/polypropylene mesh: clinical outcome and quality of life in 152 patients. Hernia 2010;14:555-560.

El autor afirma en la introducción que el ePTFE inhibe la formación de adherencias viscerales, mientras que muchos estudios comparativos a lo largo de estas dos últimas décadas han demostrado que todas las mallas forman adherencias. Solo existen diferencias cualitativas y cuantitativas entre cada material, pero todavía no existe ningún material que “evite este riesgo”, por ello, de forma académica, siempre se debe aconsejar evitar la colocación de una malla a nivel intraabdominal mientras sea posible, y en las pequeñas hernias casi siempre es posible. Por tanto, como consejamos a la hora de escribir un manuscrito, las frases afirmativas o tajantes no suelen ser ciertas en cirugía. Por ello os aconsejamos no usar nunca términos como “evita o inhibe”, siempre es más fiable usar otros como “parece que o disminuye”, sobre todo sino se presentan datos comparativos.

El estudio tiene un diseño retrospectivo, al recuperar los pacientes operados de años anteriores. A pesar de que este hecho esta muy claro… No se incluye este término ni en el título ni en el apartado de métodos.

En el apartado de material y métodos se dice que se incluyen hernias menores de 4 cm, pero en la tabla 1 aparece un rango de hasta 5 cm. Hay que cuidar estos detalles para no perder credibilidad en el manuscrito.

Los defectos tratados tienen un tamaño medio de 1.5 cm. Los que conocen este dispositivo (Ventralex, el pequeño de 4.3 x 4.3 cm) saben el tamaño real de ambas mallas y sus solapas, y parece casi imposible colocarlo en un defecto de 1 cm sin lesionar los tejidos periféricos o hacer más grande el anillo. ¿Intentar meter algo mayor de 4 cm en un defecto de 1 cm? No quiero saber cómo lo ponen en defectos de 0.5 cm. Posiblemente muchas hernias no habrían necesitado ni mallas (en función de su factores de riesgo; ver que el IMC es bajo en muchos pacientes).

Aunque sea un estudio retrospectivo, en el apartado de métodos siempre debe definirse qué se entiende por las variables que luego se miden. No se describen ni se indica como se cuantifican el hematoma ni el dolor crónico (¿al mes, 3 o 6 meses?) (Tabla 2). A la hora de terminar un manuscrito, antes de enviarlo, es importante chequear estas cosas para evitar recelos en la primera corrección.

Es muy llamativo que las recurrencias sean más frecuentes en pacientes no obesos (3 frente a 1 sola en los obesos con un IMC >30kg/m2), más si cabe cuando la mayoría de hematomas se dan también en los obesos.

Se menciona que el 21.2 % de pacientes tenía tratamiento analgésico antes de la cirugía. En nuestra experiencia, parece poco creíble este dato. En más de 23 años de especialización no creemos haber conocido a nadie que tomara analgésicos por una hernia umbilical de 1 cm. Esos pacientes deberían haber sido presentados a un médico internista para que chequeara la necesidad de tomar analgésicos en esas personas.

El porcentaje de recurrencia debe considerarse muy sesgado, ya que solo se revisa el 15 % de los pacientes operados. No es posible decir mucho sobre la tasa real de recidivas cuando se confía en una encuesta, que además no se incluye como un anexo al trabajo para poder ver los ítems que valora y cómo se expresa. Mucha gente no entiende lo que se le pregunta, ni cómo se le pregunta.

El trabajo tiene como eje valorar un modelo de malla en hernias de pequeño tamaño. Nosotros habríamos aconsejado incluir una pequeña tabla con las principales características del producto que se usa. El lector, cirujano de hernias, debe conocer la densidad de la malla de PP que se usa, el grosor, el tamaño del poro y su retracción (entre otras cosas).

Espero que estos consejos os ayuden a completar y presentar mejor vuestros trabajos. La revista de la Sociedad Hispanoamericana de Hernia puede daros la oportunidad de que la gente conozco vuestra experiencia.

©2013 Sociedad Hispanoamericana de Hernia | Aviso legal | diseño web lamosquita | desarrollado en wordpress