Sir Astley Paston Cooper (1768-1841)

Sir Astley Paston CooperIncluimos a Cooper entre los cirujanos anatomistas de siglo XVIII a caballo con el XIX, ya que sus obras sobre la hernia se publicaron en ese siglo, en 1801. Prelisteriano, conoció y convivió con John Hunter cuarenta años mayor que él; Antonio de Gimbernat era treinta y cuatro años más viejo y Ritcher veintiséis por encima de Cooper. Fue una de las figuras más brillantes de la cirugía Inglesa de comienzos del XIX. Era hijo de un clérigo; su abuelo y su tío William Cooper fueron cirujanos; este último trabajaba en el Guy ́s Hospital puesto que más tarde ocuparía Sir Astley. Según Robb H. Rutledge en una cita del propio Cooper en su artículo del Surgery de 1988, Astley Cooper comenzó a trabajar como aprendiz con el señor Henry Cline, cirujano del St. Thomas ́Hospital de Londres; en una de las conferencias del Dr. Cline sobre hernias, Astley se percató de que él mismo tenía una hernia; fue a su casa, se acostó con las piernas en alto y esperó al Dr. Cline, quien le recetó un braguero que llevaría con fe durante cinco años; parece ser que este hecho -según Rutledgele despertó su interés por este tema.

Sir Astley Paston CooperOtra vez estamos ante un «cirujano general» como todos los anteriores, que posee enormes conocimientos y trabaja en cirugía vascular en el campo de los aneurismas, conociéndosele casos de ligaduras de arteria carótida y suturas de la a. ilíaca en casos de aneurismas femorales. Pero su fama llega, paradojas de la vida, como en la actualidad en muchos casos, al tratar al rey George IV (17621830) un quiste sebáceo del cuero cabelludo infectado, con éxito. Fue nombrado cirujano-sargento del Rey y después para Guillermo IV (1765-1837) y para la reina Victoria (1819-1901). En 1817 hizo la primera ligadura de la aorta abdominal en un aneurisma, hazaña que se celebró muchísimo a pesar de que el paciente murió posteriormente. Publicó numerosos escritos como Treatise on Dislocations and on Fractures of the Joints en 1822. Entre 1824-1827 publica en tres volúmenes Lectures on the Principles and Practice of Surgery, etc., pero la obra que nos interesa es la que escribe en dos volúmenes The anatotomy and surgical treatment of abdominal hernia, publicadas en 1804 y 1807, antes que todas las anteriores, traducida a varios idiomas, en la que destaca en el primer volumen la anatomía y cirugía de la hernia inguinal y el segundo tomo versa sobre la crural, umbilical y otros tipos de hernia; aporta dibujos anatómicos excelentes de Kirtland tomados del natural. Su legado más importante fue la descripción de la fascia trasversalis (aponeurosis trasversal) señalando que esta capa y no el peritoneo o la Sir Astley Paston Cooperaponeurosis del oblicuo externo, es la barrera principal para evitar la herniación; demostró el ligamento pectíneo, también llamado interno superior de la sínfisis del pubis o púbicum superius, ligamento del pubis como él lo llamó y que hoy conocemos como ligamento de Cooper. Disecaba casi todos los dias de su vida, fue un pertinaz trabajador, incluso en sus viajes (pagaba muy bien los cadáveres); su experiencia era tal, que una vez delante de la Cámara de los Comunes, donde había mucha gente dijo: «No hay nadie entre todo el gentío de esta plaza a quien no pudiese disecar, si quisiese hacerlo». Sir Astley fue un elegante cirujano, de aspecto cortés, alto y delgado, sencillo, rápido, pero no apresurado; «todo tranquilidad, todo bondad para los enfermos y procurando al mismo tiempo que nada se escapara de la observación de sus discípulos»; excelente anatomista-disector, con elegantes modales, una personalidad magnética, voz clara y sonrisa expresiva, a pesar de su temperamento dominante, era idolatrado por los estudiantes que acudían en gran número a sus lecciones. Con una uniforme e inagotable cortesía, tanto para los pobres como para los ricos, a lo largo de su vida profesional consiguió una gran fortuna personal. La vida de Cooper estuvo llena de éxitos, que podemos medir por el gran número de grabados sobre su figura, como dijo Bettany: «Ningún otro cirujano antes de él, ha estado tan largo tiempo ante los ojos del público».

©2013 Sociedad Hispanoamericana de Hernia | Aviso legal | diseño web lamosquita | desarrollado en wordpress